Israel y Palestina: Una Breve Visión

Comartir

El conflicto entre Israel y Palestina tiene raíces profundas en la religión y las reclamaciones históricas. Tanto los israelíes como los palestinos reclaman la tierra, lo que lo convierte en un problema complejo y controvertido. En esta publicación, proporcionaremos un resumen conciso del conflicto, explorando los eventos históricos clave, el establecimiento del Estado de Israel, las adquisiciones territoriales y el surgimiento de organizaciones extremistas como Hamas. Al final, tendrás una mejor comprensión de las complejidades que rodean este conflicto en curso.

El sionismo y la lucha por una patria

El sionismo, un movimiento político para que los judíos establecieran su propio estado en su territorio histórico, emparejado un papel significativo en el establecimiento de Israel. Los judíos albergaban un profundo deseo de regresar a Jerusalén, y pequeñas comunidades judías habían residido en la zona durante siglos. Bajo el dominio otomano, la migración judía fue apoyada como un medio para desarrollar la región. Se llevaron a cabo migraciones judías masivas, conocidas como la Primera y Segunda Aliá, entre 1882 y 1904, lo que provocó un aumento de tensiones.

Mandato Británico y Plan de Partición de la ONU

Después de la caída del Imperio Otomano en la Primera Guerra Mundial, Palestina quedó bajo control británico. La migración judía a Palestina siguió aumentando debido al antisemitismo europeo y al auge del fascismo. La tensión entre las comunidades judía y árabe se intensificó con la aparición de fuerzas de defensa y grupos terroristas. Finalmente, las Naciones Unidas dividieron Palestina en dos estados, lo que llevó a la creación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948.

Israel invadido por paices árabes

El Estado de Israel enfrentó numerosas invasiones y conflictos con países árabes, lo que resultó en adquisiciones territoriales y reconocimiento. Las victorias de Israel en guerras contra naciones árabes llevaron a la ocupación de la Península del Sinaí, las Alturas del Golán y Cisjordania. Sin embargo, a través de negociaciones, Israel devolvió la Península del Sinaí y partes del territorio palestino, reteniendo parte de la tierra. Además, Israel enfrentó amenazas externas e intervino directamente en Líbano para proteger sus fronteras de los guerrilleros palestinos y la milicia de Hezbollah.

Tensiones Permanentes y Acciones Israelíes

Como un estado desarrollado con un poderoso ejército, mantiene un estricto control sobre el movimiento de los palestinos, el acceso a los recursos y margina a la población palestina. El gobierno israelí ha organizado asentamientos judíos en territorio palestino, colonizándolos y ocupándolos gradualmente. Esta acción ilegal agrava aún más el conflicto y obstaculiza los esfuerzos por una solución pacífica. La resistencia palestina se intensificó con la primera Intifada, caracterizada por protestas con lanzamiento de piedras y el surgimiento de organizaciones como Hamas.

Los Acuerdos de Oslo y el Conflicto Continuo

Los Acuerdos de Oslo de 1993 marcaron un hito importante en el proceso de paz, con el reconocimiento del Estado de Israel por parte de Yasser Arafat y el establecimiento de la Autoridad Nacional Palestina. Sin embargo, la paz duradera sigue siendo esquiva ya que persiste la violencia y la creación de asentamientos judíos en territorio palestino. La segunda Intifada en 2000 intensificó aún más el conflicto, lo que llevó a una retirada de las fuerzas israelíes de la Franja de Gaza, pero posteriormente fortaleció la presencia de Hamas en la zona y produjo un desastre humanitario debido al aislamiento económico y al bloqueo.

Es fundamental comprender el trasfondo histórico y las tensiones actuales para comprender mejor las complejidades de este conflicto

Comartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio